El video retrata abogados, gerentes,
clientes y personal de apoyo de la empresa
Llama Ahora
Consulta Gratis

Abogado especializado en accidentes automovilísticos “sin lesiones”

A veces, después de un accidente automovilístico, usted sabe inmediatamente que está lesionado y que necesita atención médica lo antes posible. En otras circunstancias, usted puede sentirse de inmediato aliviado porque el accidente obviamente no lo lastimó —¡y por suerte usted escapó ileso! No obstante, tenga mucho cuidado en estas situaciones, dado que mucha gente puede ni siquiera darse cuenta de que ha sufrido una lesión.

Los accidentes automovilísticos son intrínsecamente estresantes o atemorizantes. Un impacto de cualquier intensidad puede sacudir el cuerpo. Es natural sentirse conmocionado y adolorido después de cualquier accidente vehicular. Sin embargo, con mucha frecuencia usted podría pensar que simplemente está experimentando estrés o molestias cuando en verdad está teniendo señales de una lesión real. Por este motivo, muchas personas no buscan la atención médica que necesitan después de un accidente y solo meses o semanas después descubren que el accidente realmente los lesionó.

Incluso si usted piensa que sobrevivió a un accidente automovilístico sin lesiones, sométase a una revisión por parte de un profesional médico. Muchas personas se preocupan por el costo de una visita a la sala de emergencias o a sus propios médicos, pero siempre podemos programar estas evaluaciones médicas para nuestros clientes SIN pago alguno de sus propios bolsillos. Incluso si usted sabe que no tiene lesiones, aun así, nosotros podemos enviar la factura a la compañía de seguros del conductor culpable para cubrir el costo. ¡Siempre es mejor tener certeza en lugar de lamentarse en esta situación!

Por 20 años, el equipo de abogados y personal jurídico de Stewart J. Guss, Abogado, ha trabajado con cientos de clientes que pensaban que no estaban lesionados —al principio. Tanto si descubre sus lesiones inmediatamente como si lo hace días o semanas más tarde, tenga un abogado altamente especializado en accidentes automovilísticos de su lado para su máximo beneficio. Nosotros tramitamos una amplia gama de casos de accidentes, así que por favor llámenos hoy al 866-720-7920 o envíenos un correo electrónico HACIENDO CLIC AQUÍ para una consulta totalmente GRATIS.

Los síntomas pueden tomar tiempo para manifestarse

Muchas lesiones escondidas pueden no hacerse evidentes por algún tiempo después de un accidente. Usted puede pensar que escapó libre de lesiones cuando en realidad los síntomas aún no han aparecido en su cuerpo. Las siguientes lesiones con frecuencia pueden resultar difíciles de identificar por uno mismo después de un accidente, debido a síntomas escondidos o síntomas que aparecen con demora.

  1. Lesiones cerebrales traumáticas (TBI, por sus siglas en inglés) — Esta lesión es comúnmente llamada la lesión “silenciosa” o “invisible” debido a que es difícil de identificar. Muchas personas no se dan cuenta que se golpearon la cabeza en un accidente automovilístico, o no se llegaron a golpear la cabeza por lo que nunca consideran la posibilidad de sufrir una lesión cerebral traumática. Otros pueden haberse dado sólo un topetón en la cabeza, pero nunca imaginan que fue lo suficientemente fuerte para dañar sus cerebros. No obstante, una lesión cerebral traumática puede suceder inclusive con el más leve topetazo en la cabeza —o incluso sin ningún trauma directo. En algunos casos, una sacudida brusca de la cabeza —como la que sucede en un accidente automovilístico— es suficiente para hacer que el cerebro se desplace y choque contra el interior del cráneo, generando como resultado una lesión cerebral traumática.

Las lesiones cerebrales traumáticas graves con frecuencia son inmediatamente evidentes, y dejan a la víctima inconsciente por algún tiempo. Las lesiones cerebrales traumáticas leves —tales como las conmociones— con frecuencia son menos obvias después de un accidente. Los síntomas de una conmoción pueden incluir sentimientos de desorientación, dolores de cabeza y fatiga. Estas son las sensaciones normales después de un accidente automovilístico y muchas víctimas asumen que están simplemente “fuera de esa” debido al accidente. Adicionalmente, los síntomas de la conmoción pueden empeorar gradualmente durante los días o semanas posteriores, haciendo difícil relacionarlos con una posible lesión a causa del accidente. Por estas y otras razones, las lesiones cerebrales traumáticas pasan desapercibidas después de un accidente automovilístico —haciendo que la atención médica inmediata sea todavía más necesaria.

  1. Lesiones a los tejidos blandos – Un accidente automovilístico puede hacer que su cuerpo se tuerza o se estire de maneras inusuales —con frecuencia de forma tan rápida que puede ser que usted ni siquiera se dé cuenta que eso sucedió. Un movimiento de torsión es particularmente común dado que el cinturón de seguridad solo aprieta uno de los hombros, con frecuencia deteniendo esa parte del cuerpo mientras la otra se tuerce hacia adelante. Este repentino y anormal movimiento puede dañar los ligamentos, tendones y músculos del cuerpo.

A veces, una lesión en un tejido blando presentará síntomas obvios, especialmente en caso de un desgarro grave. Menos evidentes, las torceduras y los esguinces pueden —inicialmente— traer solamente dolor leve sin otros síntomas. Es muy fácil equivocarse y pensar que este dolor es una molestia normal posterior al accidente y simplemente esperar que pase. Las lesiones a los tejidos blandos en las rodillas, hombros, cuello, espalda y brazos pueden pasar desapercibidas —y por ello sin diagnóstico— por algún tiempo. No obstante, durante los días o semanas siguientes, usted podría percibir inflamación, hematomas y otras señales de que algo anda realmente mal.

  1. Hernias de discos – La mayoría de las personas sabe que los esguinces de cuello y espalda son resultado común de accidentes automovilísticos. De manera similar a lo que pasa con las lesiones a los tejidos blandos, las víctimas pueden caracterizar el dolor como “normal” después de un accidente y esperar que vaya se aliviando solo durante los próximos días. Sin embargo, la fuerza de un accidente automovilístico puede causar más daño del que usted piensa. A veces, un accidente puede romper uno de sus discos —la parte suave que está entre las vértebras— causando que el interior gelatinoso genere presión e inflame los nervios que lo rodean. Esto se denomina hernia de disco, y con frecuencia causa síntomas más serios que las torceduras y los esguinces tales como pérdida de control muscular, debilidad muscular, pérdida de sensación y dolor intenso.

No obstante, algunas hernias de disco comienzan sin ningún síntoma, sólo empeoran considerablemente durante las siguientes semanas o inclusive meses. Sin un diagnóstico precoz, el pronóstico para una hernia de disco no diagnosticada puede empeorar y pueden ser necesarios tratamientos más intensivos para aliviar el problema.

  1. Lesiones psicológicas – Muchas personas descartan la gravedad de las lesiones psicológicas que pueden desarrollar después de un accidente automovilístico. De hecho, usted ni siquiera podría considerar la posibilidad de que su accidente haya podido traer como resultado algún daño psicológico significativo. No obstante, las investigaciones muestran que el 9 por ciento o más de sobrevivientes de accidentes automovilísticos desarrollan trastorno de estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés), el cual puede tener como consecuencia muchos síntomas adversos. El trastorno de estrés postraumático puede causar pesadillas, reviviscencias, evasión de automóviles, problemas de ira entre otros. Usted podría interpretar estos síntomas como producto del estrés u otras condiciones de vida en lugar de programar una posible evaluación por trastorno de estrés postraumático. No obstante, el trastorno por estrés postraumático que no es tratado puede traer como resultado ansiedad, depresión y miedo intenso. Aunque estas condiciones son tratables con terapia, medicación y otros enfoques, lamentablemente, muchas personas no reciben los remedios que necesitan.

Los anteriores son solo algunos ejemplos de muchas lesiones que podrían no ser diagnosticadas después de un accidente automovilístico. Incluso si usted cree que estuvo en un accidente automovilístico sin lesiones, visite a un médico de confianza que le asegure que usted no está pasando por alto las señales de sus lesiones. Si recibe un diagnóstico, entre en contacto de inmediato con nuestra firma para obtener más información sobre sus legítimos derechos.

¿Qué pasa si usted no es diagnosticado?

Muchas víctimas de accidentes automovilísticos subestiman los efectos de un diagnóstico demorado de sus lesiones —o de no tener un diagnóstico en absoluto. De hecho, pueden ocurrir diferentes efectos adversos tanto para su salud como para sus posteriores reclamaciones legales.

En primer lugar, un diagnóstico demorado significa que su lesión no será tratada, lo que con frecuencia causa que la condición de la lesión se vuelva más seria. Pueden surgir complicaciones cuando no se les ha dado el tratamiento apropiado. Por ejemplo, una fractura leve puede sanar fácilmente si usted recibe el equipamiento médico apropiado y sigue las instrucciones de tratamiento. Sin embargo, si usted toma la fractura como si fuera un esguince que se va a curar por sí mismo y no obtiene un diagnóstico o un tratamiento, pueden darse deformidades en sus huesos o daño permanente a sus músculos, ligamentos y nervios.

En segundo lugar, no obtener un diagnóstico a tiempo puede afectar su caso jurídico de diferentes formas. Una vez que se dio cuenta de que sufrió una lesión, usted probablemente querrá obtener una compensación de las partes negligentes que causaron su accidente. Sin embargo, cualquier demora en el diagnóstico de sus lesiones puede hacer que la compañía de seguros de la parte que disputará contra la responsabilidad sostenga lo siguiente:

Su lesión no fue el resultado del accidente en cuestión – Si pasó mucho tiempo entre el accidente automovilístico y su diagnóstico, la compañía de seguros puede sostener que en tanto tiempo a usted podría haberle ocurrido posteriormente algún otro accidente. La compañía de seguros probablemente sostendrá que el mencionado “accidente” posterior fue la causa real de su lesión, por lo que el conductor del accidente automovilístico inicial no debe enfrentar responsabilidad alguna por sus gastos médicos. Esta situación no hace que el cobro de la compensación sea imposible, pero puede requerir que su abogado proporcione más pruebas técnicas y detalladas para respaldar que el accidente sí causó sus lesiones.

Usted exacerbó la lesión como resultado de la demora – La compañía de seguros también puede sostener que sus facturas médicas son más caras debido a su negligencia con la lesión y su demora en el diagnóstico. La compañía puede argumentar que usted hubiera requerido un cuidado mucho menos extenso —y menos costoso— si hubiera visitado al médico enseguida para recibir tratamiento inmediato. Por lo tanto, la compañía de seguros podría tratar de negar el pago por la mayoría de sus gastos médicos porque posiblemente usted podría haberlos evitado.

Nuevamente, aunque un diagnóstico demorado puede complicar su reclamación, ello automáticamente no le impide el cobro financiero. Nunca deje que esto lo detenga de entrar en contacto con un abogado para analizar como proseguir su caso a partir de esta situación.

¿Por qué llamar a un abogado?

Usted puede pensar que obtener una compensación después de un accidente automovilístico es tan simple como plantear una reclamación ante el seguro y recibir un cheque, no obstante que raramente sea así de fácil. Muchas víctimas de accidentes automovilísticos vienen a nosotros en busca de ayuda después de que ya han tratado de gestionar el proceso ellos mismos —y después de haber terminado decepcionados. La triste realidad es que las compañías de seguro NO están en el negocio para pagar cada reclamación que se presenta. En cambio, estas compañías tratan de limitar las reclamaciones —e inclusive denegarlas— cada vez que ellas pueden proteger su margen de ganancias.

Incluso sin un diagnóstico demorado, usted puede pasar por diferentes barricadas por parte de los liquidadores de seguros. Ellos pueden tratar de engañarlo para dar declaraciones grabadas que ellos más tarde usarán en su contra. Pueden tratar de minimizar su reclamación para hacer que usted acepte una liquidación más baja. Ellos actuarán para hacer que usted confíe en ellos —pero créanos, usted NO PUEDE confiar en que ellos trabajarán por su mejor beneficio. Pensar que estuvo en accidente sin lesiones y después tener un diagnóstico demorado solo puede hacer que su proceso sea más difícil.

El equipo de abogados y profesionales jurídicos de Stewart J. Guss, Abogado, encara a estas compañías de seguros de frente, sin titubear. Nosotros vemos a través de sus trucos y tácticas y sabemos cómo luchar por el pago que a usted le corresponde. No tenemos miedo de llevar su reclamación a los tribunales de ser necesario y siempre aspiraremos al mejor resultado posible después de su accidente.

Entre en contacto con una firma de abogados después de su accidente automovilístico.

Aunque los accidentes automovilísticos sin lesiones suceden, nunca es seguro asumir que usted no tuvo ninguna lesión. Es necesario el análisis de un profesional médico y exámenes de diagnóstico para descubrir sus lesiones en las horas o días posteriores al accidente. No espere que sus lesiones o sus síntomas se manifiesten en las semanas o meses posteriores —en lugar de ello, ¡sométase a una revisión médica tan pronto como pueda!

Después de tomarse un tiempo para ir al médico, junte toda la información importante que pueda sobre el accidente y sus lesiones y entre en contacto con la firma de abogados de Stewart J. Guss para obtener ayuda. Por 20 años, nuestros abogados especializados en accidentes automovilísticos reconocidos a nivel nacional han ayudado a personas con muchos tipos de lesiones y daños producidos por accidentes automovilísticos.

¡Llame a nuestra oficina ahora mismo para programar una consulta gratis! Debido a que tomamos todos nuestros casos de lesiones personales sobre la base de un honorario de contingencia, usted no nos deberá ni DIEZ CENTAVOS, a menos que ganemos su caso. Estamos disponibles las 24 horas del día, los siete días de la semana, así que llámenos hoy al 866-720-7920 o envíenos un correo electrónico HACIENDO CLIC AQUÍ.

No corra riesgos – ¡Déjenos ayudarlo!

Vea lo que clientes anteriores tienen que decir:

Evaluación: 5/5

“Al ser una residente de Houston relativamente nueva, no conocía ningún abogado con quien entrar en contacto para una demanda por lesiones personales. Pasé aleatoriamente por las páginas amarillas y contacté a dos abogados que rechazaron mi caso antes de entrar en contacto con Stewart Guss. Stewart tomó mi caso y lo resolvió por mucho más de lo que yo había previsto. El lado positivo de esto es que ahora tendré suficiente dinero para volver a la escuela y realizar cursos de perfeccionamiento, lo que me permitirá volver al equipo de trabajo en un nuevo cargo. La asistente jurídica Angela fue amable y comprensiva durante todo el proceso. Si yo no entendía la jerga jurídica, no dudaba en preguntar y ni una sola vez me hicieron sentir incompetente. Gracias Stewart y Angela por darme un nuevo aliciente para vivir”.

-Sally T. 


Vea más testimonios de clientes aquí

Obtenga una consulta gratis

CONTÁCTENOS