El video retrata abogados, gerentes,
clientes y personal de apoyo de la empresa
Llama Ahora
Consulta Gratis
Nombre
Email
Telefono
Describa su caso

Abogado de accidente de camiones en Houston

¿Ha Sido Lesionado en un Accidente con un Camión? ¡Llame Ya Mismo a Nuestros Abogados de Accidentes con Camiones!

Cuando una colisión con un camión ocurre, por su puesto que lo primero en que se preocupará es por el bienestar de todos los involucrados, incluyéndolo a usted y a su familia. ¿Resultó lesionado? ¿Necesita una ambulancia? ¿Alguien llamó al 911? Estas preguntas surgirán después del siniestro, y desafortunadamente, son solamente lo primero que vendrá seguido por muchas otras incertidumbres.

Si usted o un ser querido sufrió lesiones en un accidente con un camión, probablemente surgirán muchas preguntas acerca de qué hacer posterior a éste, y probablemente ni siquiera sepa por dónde comenzar. Por favor, sepa que ofrecemos asesorías GRATUITAS, 24 horas al día, 7 días a la semana, así que llámenos ya mismo al 800-898-4877, o HAGA CLIC AQUÍ para enviarnos una pregunta u obtener más información. No hay costo alguno para una evaluación de caso por parte de nuestro equipo de profesionales legales reconocido a nivel nacional, experto en accidentes con camiones. ¡Si usted decide contratarnos, usted no paga nada al comienzo, y tampoco pagará nada en lo absoluto a no ser que hayamos ganado su caso!

Los accidentes con camiones son significativamente distintos y más complejos que cualquier otro tipo de siniestro. Estos accidentes resultan en heridas mucho más graves que las de otros accidentes promedio. Por otro lado, las entidades, sus abogados, y compañías aseguradoras están entre los más “astutos” aprovechándose de aquellos que han sido perjudicados por la negligencia de un camionero y su entidad de transporte. Muchos abogados de lesiones personales DICEN que saben cómo tratar con un accidente con un camión, sin embargo, pocos cuentan con la capacidad y la experiencia con las que nuestro equipo tiene. Hemos manejado cientos de casos de accidentes con camiones de manera satisfactoria y con resultados exitosos. Si usted fue golpeado por un camión comercial o vehículo de 18 ruedas, no contrate cualquier bufete de abogados. ¡Contrate al equipo con experiencia, poder y buena reputación para así obtener la compensación que le corresponde!

La Defensa Nacional de Accidentes de Carga Pesada Stewart J. Guss discute acerca de la seguridad en las noticias nacionales con Mike Papantonio en America’s Lawyer

Preguntas Claves para Víctimas de Accidentes con Camiones

Las deudas y otras pérdidas pueden incrementarse rápidamente luego de una accidente con un camión. Una situación como esta puede tener gran impacto en su bienestar, y muchos factores pueden contribuir a sus derechos legales y la suma de la compensación a la que tiene derecho. Nuestro trabajo consiste en investigar y evaluar su reclamo, y cerciorarnos de que observemos “todas los puntos de vista” para manejar su caso y obtener compensación máxima.

Revisaremos lo siguiente cuando hablemos con usted, y algunos ejemplos de preguntas que generalmente formulamos con clientes potenciales incluyen:

  • ¿Hubo existencia de heridas y fatalidades?
  • ¿Cuán grave es el daño a la propiedad?
  • ¿Estuvo la policía involucrada y dió alguna declaración a ésta?
  • ¿La policía emitió alguna citación u orden de arresto al conductor del camión?
  • ¿Hay costos médicos y de aseguradora a pagar?
  • ¿Todavía necesita tratamiento contínuo?
  • ¿Tuvo que ausentarse de su trabajo y perdió sus ingresos?
  • ¿Hay algún efecto secundario a consecuencia de sus lesiones?
  • ¿Está lidiando con dolor e impedimento?
  • ¿Qué recuerda justo antes del accidente?

Conocemos qué preguntas son fundamentales a formular y cómo evaluar sus derechos luego de un accidente. Si creemos que un camionero y/o su compañía pueden ser señalados como responsables por el siniestro, nos adentraremos más en los detalles de su situación actual para así determinar el valor potencial de su reclamo.

Nuestros abogados y profesionales legales saben que muchas víctimas de accidentes con camiones cuentan con poca experiencia dentro del sistema legal, o incluso con el proceso de reclamación con la aseguradora. Incluso si usted está seguro de que no fue el culpable del siniestro, el proceso para perseguir su compensación puede ser complicado.

Puesto que las pérdidas relacionadas con accidentes con camiones son por lo general costosas, usted no querría arriesgarse a perder una compensación importante solo por el hecho de no saber cómo explorar el sistema o cómo lidiar con aseguradoras complicadas. La mejor manera para proteger sus derechos luego de un choque es ponerse en contacto AL INSTANTE con un bufete de abogados altamente capacitados en accidentes con camiones. ¡Estamos aquí para ayudar clientes justamente como usted!

Recuerde que puede obtener asesoría gratuita por parte nuestra ahora mismo, llamando al 800-898-4877, o HACIENDO CLIC AQUÍ para conocer más acerca de su reclamo. La consulta es gratuita, y no nos tendrá que pagar nunca un solo centavo a no ser que ganemos su caso.

¿Por Qué Elegir a Nuestro Equipo?

Los accidentes automovilísticos pueden ser complejos, sobre todo cuando un camión comercial está involucrado. Estas situaciones pueden ser desconcertantes, complejas y estresantes. ¿Cómo va a reparar su auto? ¿Quién va a cubrir sus gastos médicos? ¿Cuáles son sus derechos? ¿La compañía aseguradora lo está tratando de manera justa?

Para ayudarlo con estos y otros asuntos, usted necesita de un bufete de abogados compasivo, honesto y experto en accidentes con camiones. El equipo de Stewart J. Guss y su equipo de confiables abogados y profesionales legales lo escucharán, lo mantendrán al tanto de su caso y harán de su reclamo un asunto mucho menos preocupante para usted. La firma de abogados de Stewart J. Guss se ocupará de todos sus asuntos legales para que usted pueda enfocarse en lo más importante: salud, bienestar y recuperación suyos y de su familia luego del accidente. Las siguientes razones son el por qué de elegir nuestro bufete para representarlo durante su caso de accidente con un camión.

  • Stewart Guss y su equipo creen firmemente en el respeto, la integridad y los valores de familia.
  • Nuestros abogados y demás personal siempre están ahí para usted.
  • Con décadas de diversa experiencia, Stewart y su equipo trabajarán incansablemente para recuperar la mayor parte posible de su reclamo por accidente con un camión
  • Siempre hay alguien disponible para responder llamadas 24/7, porque estamos comprometidos con USTED.
  • Hemos ido en contra de las compañías aseguradoras más grandes y entendemos como trabajar con cada una de ellas.
  • Y usted no pagará un solo centavo a no ser que ganemos su caso!

Usted no pierde absolutamente NADA cuando contacta nuestra oficina para discutir sobre un posible reclamo. Habrá muchos que piensan que nunca podrán costearse el contratar una firma legal, especialmente cuando se enfrentan con un montón de cuentas médicas y otros costos que no han sido cubiertos, pero así no es como nuestro bufete funciona. Trabajamos en base de honorarios contingentes para asegurarnos de que las víctimas de accidentes con camiones puedan contar con la representación legal que merecen.

Para conocer más acerca de como trabaja nuestra firma y cómo podemos ayudarlo a usted y a su familia, NO espere para llamarnos HOY al 800-898-4877. Si usted prefiere, también puede HACER CLIC AQUÍ y enviarnos un correo electrónico.Datos Importantes y Estadísticas de Transportadores Comerciales en Texas

Texas cuenta con el segundo número más alto de vehículos comerciales registrados en el estado en EE.UU. con más de 1.3 millones, y únicamente California lo supera en cantidad de camiones matriculados. A pesar de ésto, los vehículos pesados registrados a lo largo del país probablemente viajan a través de Texas constantemente, lo que significa que millones de camiones pueden causar riesgo de accidente en las grandes autopistas del estado anualmente.

La Administración Federal de Seguridad de Autotransportes (FMCSA) reporta que Texas ha tenido, a gran diferencia de los otros estados, el mayor número de accidentes fatales con camiones por al menos 11 años seguidos. Las vías de Texas pudieron contemplar 556 fatalidades por accidentes en solo un año, mientras que el siguiente estado (California) solo tuvo 322 fatalidades. La gente que vive o viaja por las carreteras de Texas está en un riesgo mucho más alto de ser perjudicada gravemente o incluso asesinada en un accidente con camión que en cualquier otro estado del país.

La gran mayoría de lesiones y fatalidades por accidentes con camiones en Texas ocurren a los motoristas en vehículos no comerciales. Considere las siguientes estadísticas por parte de la Administración Federal de Seguridad de Autotransportes (FMCSA):

  • Fatalidades de choques que involucran solo un camión comercial = 89
  • Fatalidades de choques con camiones que involucran otros vehículos = 395

Mientras que los camioneros comerciales pueden sufrir lesiones en accidentes graves, son mucho menos vulnerables a heridas graves que otros motoristas en vehículos de menor tamaño. ¡Ésto no debería ser una sorpresa si se tiene en cuenta que un auto pesa aproximadamente 4,000 libras, y un camión completamente cargado pesa alrededor de 80,000 libras!

Houston como tal, recibe cada año una gran fracción de los accidentes en Texas que involucran vehículos comerciales y múltiples choques con camiones, incluyendo fatalidades.

Cuando un camionero u otra parte fue la culpable de un siniestro que resultó en lesiones graves, los motoristas tienen el derecho fundamental de recuperarse financieramente. ¡No obstante, esta recuperación no sucede automáticamente! Por el contrario, existe un largo camino al proceso de recuperación. ¡Usted debe contar con la firma ADECUADA guiándolo en cada paso del camino!

Información Adicional Acerca de Choques con Camiones Comerciales

Accidentes que involucran camiones de gran tamaño ocurren cada día a en todo Estados Unidos. Muchas personas no notan lo común que son estos accidentes y las siguientes estadísticas, reportadas por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NHTSA) podrán sorprendero:

  • Alrededor de 111,000 personas fueron heridas en accidentes con camiones durante el 2014.
  • Más de 3,900 personas murieron en accidentes con camiones en el 2014.
  • El mismo año, la policía recibió reportes de cerca de 438,000 accidentes con camiones.
  • Aproximadamente tres cuartos de las personas lesionadas iban en otro vehículo.
  • Los conductores o pasajeros de camiones sufrieron un 23 por ciento de las lesiones.
  • El tres por ciento de las víctimas no iban en un vehículo sino en bicicleta o caminando.
  • Más de 10,905,000 camiones comerciales fueron matriculados en los Estados Unidos durante en 2014.
  • Más del 80 por ciento de choques involucraron múltiples vehículos.
  • Una colisión frontal con un camión tiene la mayor incidencia de muerte.
  • Gran número de camioneros tiene historial de choques pasados, licencias suspendidas, o sanciones por exceso de velocidad o por conducción bajo los efectos del alcohol y/o las sustancias.

Una vez usted note lo alarmantemente comunes que pueden ser los accidentes con camiones, debería estar preparado y saber qué hacer cuando conduce cerca de un camión, y cuando un accidente le ocurre.

Recomendaciones de Seguridad al Conducir Cerca de Camiones Grandes

Si bien las víctimas de accidentes con camiones tienen el derecho a recuperarse financieramente luego de un choque, es más prudente y preferible evitar estos siniestros desde el principio mientras que sea posible. Mientras que usted no puede controlar las acciones de un camionero o entidad de transporte, usted puede asegurarse de tomar toda precaución necesaria cuando se aproxime o pase al lado de un gigantesco camión.

Los camiones comerciales pueden ser una presencia intimidante en las carreteras, sobre todo cuando los camioneros conducen a velocidades de autopista de 60 millas por hora o más. Si bien usted no puede evitar que uno de estos conductores viole la ley o cometa errores, usted puede conducir a la defensiva alrededor de ellos para así mantenerse a usted y a su familia a salvo.

Algunas recomendaciones a tener en cuenta cuando conduce cerca de un camión son:

  • Los camiones pesados toman más tiempo en detenerse que los más pequeños, así que no intente ponerse en el camino de uno de estos vehículos o frene de manera repentina cuando esté adelante de uno de ellos. Ésto puede llevar a que el camión choque contra la parte trasera de su auto con muchísimas toneladas de fuerza.
  • Los camiones tienen “puntos ciegos” en sus lados, frente y parte trasera. Conozca dónde están unicados y evite permanecer en estas áreas el menos tiempo posible. A pesar de que los camioneros tomen todas las medidas de seguridad antes de cambiar de carril, para ellos es imposible verlo en los “puntos ciegos” y el camión puede arrastrar su auto o sacarlo de la carretera.
  • Si usted nota que un camión está girando bruscamente o cometiendo algún tipo de comportamiento peligroso, manténgase alejado y avise a las autoridades. Ésto puede ser signo de que el conductor está bajo los efectos del alcohol y/o las drogas, o que está fatigado.
  • Nunca preste atención a su celular o permita que algo lo distraiga cuando esté próximo a un camión grande (de hecho, nunca conduzca distraído). Quitar los ojos de la carretera por tan sólo un segundo puede ser suficiente para poner su auto en peligro cuando está próximo a un camión.

Sea siempre un conductor alerta y precavido. No obstante, ésto es mucho más importante si usted está en la autopista al lado de un camión de 18 ruedas u otro tipo de vehículos de carga. Nunca se sabe cuando un camionero cometerá un error, así que esté siempre preparado para reaccionar y hacerse a un lado cuando sea posible.

Qué Hacer Luego de un Accidente con un Camión

Texas cuenta con leyes específicas que incluyen los deberes de un conductor luego de un accidente automovilístico, incluyendo accidentes con vehículos de carga comerciales, y requisitos adicionales si un accidente causó heridas o incluso muertes. No sólo es importante asegurarse de que se está a la par con la ley, sino que también hay pasos a seguir para proteger sus derechos legales y su bienestar. Las secuelas que deja un accidente con un camión pueden ser desastrosas, y dejarlo desorientado y adolorido. Siempre es sabio aprender antes de tiempo qué hacer en estos casos, para así tener mejor posibilidades de recordar los pasos a seguir en el momento del accidente.

Los siguientes pasos son algunos de los que si es posible, debe seguir luego de un accidente con un camión.

Deténgase y vaya a un lugar seguro.

Las leyes de Texas requieren que usted detenga su vehículo en la escena o lo más cerca posible a ésta. Usted nunca debería permanecer en medio del tráfico, si puede mover su vehículo, debe tratar de dirigirlo a un lugar en el que no obstruya el tráfico. Si ésto no es posible, espere hasta que sea prudente moverlo, y evacúe el auto desplazándose a un lugar seguro al costado de la carretera.

En algunos casos, sus lesiones le impedirán moverse o usted puede estar atrapado en su auto. Dada la situación, no se arriesgue moviéndose y pida a alguien próximo que ayude dirigiendo el tráfico que se avecina a su vehículo hasta que el equipo de paramédicos arribe a proporcionar ayuda.

Llame al 911.

Tan pronto como pueda, usted debe llamar al 911 si alguien no lo ha hecho todavía. Muchos discuten acerca de si llamar o no al 911 luego de un accidente automovilístico, y la respuesta por lo general es sí. Alertar a las autoridades es importante por muchas razones. En primer lugar, usted necesita asegurarse de que el personal médico llegue lo más pronto posible para brindar auxilio a los heridos. La ley exige que lo demás proporcionen asistencia a aquellos que sufrieron heridas en un accidente, lo que incluye llamar a pedir ayuda y transporte de emergencia.

Segundo, cuando usted llama al 911, la policía expedirá información en la escena del accidente. Ésto es sumamente importante ya que las autoridades pueden determinar si tienen pruebas para creer que el conductor del camión violó la ley de alguna manera. Si los oficiales creen que una violación a la ley ocurrió, podrán expedir una citación o incluso arrestar al camionero por delitos graves. Las autoridades también pueden administrar pruebas para determinar si el conductor estaba bajo la influencia de sustancias, lo que también pueden ayudarle durante su caso.

Verifique si alguien más necesita asistencia.

Como se mencionó previamente, la ley de Texas cuenta con que las personas verifiquen si los demás requieren auxilio luego de un accidente automovilístico. Por supuesto, si usted se encuentra gravemente herido, permanezca quieto y cuide de sí mismo primero. Sin embargo, si usted puede moverse, asegúrese de que todos en su vehículo u otros involucrados se encuentren a salvo, incluyendo el conductor del camión. Ayude a otros a movilizarse a un lugar seguro si es posible, pero siempre considere sus propias necesidades como prioridad si ha sufrido alguna herida.

Consulte a los auxiliares de emergencias médicas.

Cuando los paramédicos llegan, permita que lo revisen, especialmente si siente algún dolor, molestia, entumecimiento o mareo. Muchos consideran estos síntomas una reacción “normal” luego de una colisión en vez de admitir que han sufrido alguna herida. Ésto es aún más común cuando golpea su cabeza, debido a que puede tener una contusión y pensar que sólo está aturdido por el accidente.  

Haga saber a los paramédicos qué partes de su cuerpo sufrieron traumas y cuáles duelen. Si usted requiere de atención médica urgente, éstos probablemente identificarán la necesidad de asistencia inmediata y lo transportarán en una ambulancia. Si el equipo sugiere transporte de emergencia, escúchelos siempre. Usted no debería arriesgarse a empeorar sus heridas o sufrir complicaciones por haber decidido permanecer en la escena.

Hable con la policía si es posible.

Si no necesita transporte de emergencia, hable con los oficiales acerca del suceso. Cuénteles qué recuerda de cómo el conductor del camión estaba operando el vehículo antes y después de la colisión. Si usted cree que el camionero estaba actuando de manera errónea o agresiva, hágalo saber a las autoridades y describa su tales comportamientos.

La policía debe tomar toda la información que recopiló de parte suya, del conductor del camión, de los testigos, de la escena en general y con éstos redactar un reporte completo. Si bien un reporte policial no es evidencia definitiva de la negligencia del camionero, éste puede ayudarnos a determinar la causa de un choque y ser usado en cualquier caso penal proveniente del accidente en contra del conductor. Es fundamental asegurarse de que una versión precisa de los eventos sea incluída en el reporte cuando sea posible.

Tome fotos.

Casi todos cuentan con una cámara en sus bolsillos por estos días. Por ésto, aproveche la oportunidad para tomar fotos de la escena del accidente. Haga fotografías del daño a su vehículo, especialmente si su auto debe ser remolcado. Fotografíe también el camión en las áreas de impacto, las cargas que se han derramado, las marcas de las llantas en el asfalto, neumáticos destrozados o reventados, condiciones de la vía, señales próximas, entre otros.

Incluso si usted no está seguro de que algo es relevante en el reclamo del accidente, tener fotos por las dudas nunca está de más. Debido a que las autoridades probablemente despejarán el lugar de la escena lo más pronto posible, los especialistas en reconstrucción de accidentes y otros expertos pueden examinar sus fotos para así ayudar a formar un argumento acerca de qué pudo haber causado el siniestro.

Diríjase a la sala de emergencias.

El hecho de que los paramédicos no lo transportaron en una ambulancia no significa que usted no necesita una evaluación médica. A decir verdad, siempre es una buena idea dirigirse a la sala de emergencias lo más pronto posible luego de un accidente automovilístico.

Muy frecuentemente las víctimas de accidentes resultan con lesiones de las que ni siquiera sabían. Un médico puede llevar a cabo una evaluación diagnóstica para identificar cualquier herida oculta, incluyendo lesiones de tejido blando, contusiones  entre otros. Usted puede sorprenderse por haber confundido un esguince muscular o una fractura con una simple “molestia”.

Cuando sus lesiones son correctamente diagnosticadas, usted puede comenzar a recibir tratamiento de inmediato para así acelerar su periodo de recuperación. También garantiza que los profesionales médicos hagan un reporte de sus lesiones de manera oportuna luego del siniestro. Si una compañía aseguradora contradice la causa de sus lesiones, sus informes médicos pueden servir como una evidencia fundamental de que el accidente causó las lesiones por las cuales está reclamando.

Muchas personas no obtienen una evaluación médica o tratamiento luego de un accidente ya que temen por el costo de éstos. No obstante, recuerde que si un camionero o alguien más le causó un accidente, ellos deben cubrir todos sus costos médicos. Es importante que siga todas las recomendaciones de su médico y obtenga el tratamiento que requiere.

Contáctese con nuestro equipo legal para más información.

Tan pronto como se contacte con nuestro experto equipo legal luego de un accidente con un camión, podemos comenzar a trabajar en pro de sus derechos. La evidencia parece desvanecer rápidamente luego de una colisión, especialmente si las partes negligentes están intentando evadir la responsabilidad por el accidente. Mientras más pronto podamos comenzar nuestra investigación sobre la causa de un accidente, mejor.

Sabemos que tiene mil cosas en qué pensar luego de un accidente y sus graves perjuicios. Mientras que su prioridad siempre debe ser su salud física, de igual manera debe permitir que trabajemos en su caso. Manejamos todos los aspectos de su reclamo a la aseguradora o su demanda por lesiones personales, así que no tendrá ningún estrés adicional. Hacemos su proceso de reclamación lo más fácil posible para usted junto con su familia. No espere para llamarnos hoy al 800-898-4877, o HAGA CLIC AQUÍ para obtener más información. La consulta es completamente gratuita y usted no nos pagará nada a no ser que ganemos su caso.

Accidentes con Comunes con Camiones

Los camiones pueden chocar de diversas maneras, y la naturaleza y severidad de las heridas resultantes por lo general dependen del tipo de colisión que ocurrió. Aunque cada accidente es diferente, algo es certero, y es que los accidentes con camiones comerciales tienen el potencial de causar un rango inmenso de heridas graves a las víctimas. ¡No importa qué tipo de lesiones  sufrió, sepa que nuestro equipo legal está listo para ayudar!

Muchas víctimas de accidentes requieren tratamiento médico de inmediato por lesiones traumáticas. Una colisión puede retorcer su cuerpo, estirarlo y sacudirlo de maneras que no son naturales, también puede causar que su cuerpo se golpee con el interior de su vehículo o incluso salga disparado del mismo.

Usted puede sufrir múltiples lesiones durante el impacto tan caótico y violento que causa una colisión con un camión grande. Algunas lesiones traumáticas que pueden resultar incluyen:

  • Desgarros de tejidos blandos, esguinces o torceduras – La gravedad de que implican los desgarres de tejido blando es subestimada muy a menudo luego de un accidente automovilístico. Este tipo de lesión puede causar rigidez y limitar su rango de motricidad en cuello, hombros, caderas, espalda, rodillas u otras partes del cuerpo. Por lo general, el dolor empeora con los días y estas lesiones pueden impedirlo de trabajar o realizar tareas cotidianas.
  • Lesiones de cuello y espalda – Su cuello y espalda ayudan a sostener grandes partes de su cuerpo, incluyendo su cabeza, hombros, torso, entre otros. Cuando usted sufre alguna lesión musculoesquelética en su cuello o espalda, esto puede generar cambios serios en casi todo aspecto de su vida. Probablemente no pueda trabajar, ejercitarse o incluso realizar tareas de su día a día y del hogar. Muchos traumas al cuello y a la espalda pueden asimismo impedirlo de caminar hasta que haya pasado por un largo periodo de terapia física.
  • Dislocaciones – Sus articulaciones son esenciales para el movimiento. Cuando una articulación se disloca, puede ser extremadamente doloroso y causar muchos otros problemas. El tejido blando conectivo puede romperse y esto puede incrementar las probabilidades de más dislocaciones en el futuro. Las articulaciones dislocadas son por lo general inmovilizadas por un tiempo.
  • Fracturas – Muchos de nosotros nos hemos roto uno o dos huesos en algún momento de nuestras vidas. Las fracturas pueden ser altamente dolorosas, requieren tratamiento médico intensivo, incluyendo cirugía y tracción. Además, pueden dejar a las víctimas con problemas crónicos y debilitar sus huesos de manera permanente. Por último, en algunos casos pueden también dejar a las víctimas con deformidades.
  • Lesiones faciales – Las fracturas faciales pueden alterar la apariencia de la víctima y adicionalmente ser extremadamente perturbadoras física y emocionalmente. Incluso en casos en los que cirugía plástica o reconstructiva logran corregir gran parte de los daños cosméticos, muchos de aquellos que sufren fracturas faciales nunca lucen de la misma manera como antes del accidente. De igual manera, en algunas situaciones, las fracturas faciales pueden generar problemas relacionados con la respiración, el comer, beber, ver y escuchar.
  • Lesiones cerebrales traumáticas (LCT) – Las lesiones cerebrales traumáticas pueden ocurrir cuando un golpe o sacudida a la cabeza altera el modo en que el cerebro funciona normalmente. La más común entre lesiones traumáticas cerebrales leves es una concusión, la que por sí sola es muy grave y puede resultar en semanas y hasta meses de síntomas severos y debilitantes. Otras LCTs más serias pueden dejar a las víctimas con dolor físico o discapacidades cognitivas permanentes que hasta pueden resultar en estado vegetativo definitivo.
  • Lesiones medulares – Las lesiones medulares hacen parte de las lesiones más serias que una persona puede padecer. La espina dorsal es el conjunto de nervios que comunica al cerebro con el resto del cuerpo, y si sufre daños, la comunicación puede alterarse. En una lesión medular incompleta, parte de la comunicación todavía continúa. Cuando esto ocurre, los afectados pueden experimentar síntomas como entumecimientos o cosquilleo, debilidad muscular, dolor, pérdida del rango de movimiento y parálisis temporal. En una lesión medular completa, la comunicación entre el cerebro y bajo la parte del cuerpo que recibió el daño es alterada por completo, convirtiéndose en parálisis definitiva y pérdida de sensibilidad. Éstos daños son por lo general permanentes.
  • Daño a órganos internos – No todas las lesiones son visibles desde el exterior. Algunas veces, las víctimas de accidentes con camiones sufren daños serios en órganos vitales tales como, perforaciones pulmonares, rupturas del bazo, daños gastrointestinales, entre otros. Éstas heridas son letales y los afectados deben recibir atención traumatológica de emergencia. Por lo general, los órganos dañados requieren de intervención quirúrgica inmediata, seguida por un periodo de recuperación largo.
  • Sangrado interno – Otra condición silenciosa y sin embargo, altamente grave es el sangrado interno (también conocida como hemorragia interna). Tal pérdida de sangre es muy peligrosa, y muchas víctimas por lo general no tienden a saber que está ocurriendo. Las hemorragias comúnmente ocurren en el abdomen y pueden afectar órganos vitales y conducir a infecciones. Éstos sangrados además pueden presentarse en la cavidad craneal, lo que puede resultar en presión intracraneal elevada. Los médicos deberán por lo general remover parte del cráneo para así liberar la presión.

Es fundamental, como víctima de un accidente, comprender que cualquier daño causado puede resultar en pérdidas económicas y no económicas sustanciales. A pesar de que es certero el hecho de que una LCT es más grave que una fractura en alguna extremidad, un pie roto aún puede precisar cirugía, impedirlo de trabajar por semanas y causar dolor y sufrimiento intensos. A decir verdad, incluso las lesiones que usted considera menores o que cree pueden curarse por sí solas pueden producir pérdidas de miles de dólares y aún más altas. Por esta razón, es fundamental que determine la causa de su accidente ya que es una parte esencial de recuperar la compensación por sus daños.

Tipos Comunes de Colisiones con Camiones

Cada que un camión choca con un vehículo más pequeño el resultado puede ser desastroso. Aún los accidentes que ocurren a baja velocidad,  el peso y el tamaño de un camión pueden significar un riesgo serio de daños y heridas. Existen diversas maneras en las que un camión afecta a otros vehículos y sus motoristas. No importa cómo el choque ocurra, siempre existen posibles lesiones que transforman vidas. Algunos de los accidentes más comunes serán listados a continuación.

Accidentes de pliegue transversal (Jackknife)

Muchos camiones comerciales cuentan con dos componentes principales conocidos como la cabina y el remolque. En un accidente de pliegue transversal o también conocido como “Jackknife”, el remolque gira hacia uno de los lados mientras que la cabina permanece en sentido frontal, causando que el camión se vea como una navaja de bolsillo plegada. Existe un sinnúmero de distintos factores que causan este tipo de accidentes como vías congeladas, falla de frenos o errores del conductor. El peligro de un accidente de pliego es que una vez el remolque comienza a girar, el conductor no tiene forma de detenerlo. Un remolque que está girando así puede desplazarse rápidamente por más de un carril, chocando así con varios vehículos y puede ser muy difícil de desacelerar o detener.

Accidentes de Colisión Trasera

Cuando un camión choca con la parte trasera de otro vehículo o viceversa, se le conoce a ésto como colisión trasera. A diferencia de una colisión trasera entre dos autos más pequeños, aquellas que involucran camiones pueden ser particularmente graves ya que el camión puede montarse encima de la parte trasera del otro vehículo o también el auto puede terminar debajo del remolque. Ambos son por lo general mortales y pueden ocurrir a menudo debido a la cantidad de camioneros conduciendo fatigados, despistados, o de manera agresiva.

Colisiones Frontales

Una colisión frontal ocurre cuando un vehículo atraviesa a un carril con tráfico opuesto y golpea a otro en el frente. Este accidente es particularmente grave ya que el total de la fuerza del impacto es descargada en la parte frontal del auto, muy cerca al conductor y a los pasajeros. Las colisiones frontales son comunes cuando un conductor está fatigado y se queda dormido al volante, también pueden ocurrir cuando se conduce distraído mirando al celular o revisando las direcciones en el mapa. Cada vez que un conductor desvía su atención de la carretera, la posibilidad de colisiones frontales peligrosas es más alta. Los conductores ebrios también pueden virar a los otros carriles, causando así colisiones frontales.

Accidentes con Vuelcos

Gracias que los camiones tienen un centro de gravedad muy alto, éstos son especialmente propensos a volcarse. En un accidente con vuelco, las llantas de los lados del remolque pierden contacto con el suelo, causando que el vehículo caiga en uno de sus costados. Este tipo de accidente es altamente común cuando un camión entra a una curva o giro pronunciado conduciendo muy rápido, choca con una baranda de seguridad y trata de corregir bruscamente o cuando las vías se encuentran resbalosas a causa del mal clima. Este tipo de accidente es especialmente peligroso debido a que el conductor pierde el control de su vehículo durante un vuelco chocando con todos los vehículos que se encuentren en el camino.

Reventón de Neumáticos

Todo conductor tiene el deber de mantener sus vehículos en buenas condiciones para así conducir seguro en la vías. Lo mismo aplica para aquellos que poseen camiones comerciales. En realidad, el mantenimiento frecuente de camiones es mucho más importante ya que las fallas pueden resultar en accidentes gravísimos. Cuando una llanta explota por estar excesivamente usada o no tener suficiente presión, el conductor puede perder control completo de la carga. A menudo, este tipo de accidentes no se presentarían si los propietarios de los camiones fueran constantes con las rutinas de mantenimiento y revisión.

Tenga en cuenta que el mantenimiento inapropiado puede acarrear otros tipos de fallas y choques también. Otras partes que pueden averiarse debido a la falta de mantenimiento incluyen sistemas de dirección, frenos, ejes, y más. Siempre podemos revisar el historial de mantenimiento de un camión que chocó para así determinar si el accidente fue causado por mantenimiento e inspección negligentes.  

Errores de Carga y Derrames

En ocasiones, el daño y las lesiones son causadas porque la carga de un camión se salió del remolque y otros problemas. Esto puede resultar muy peligroso y puede ocurrir en numerosas situaciones, incluyendo:

  • La carga no estaba asegurada de manera adecuada en el remolque. Cuando la carga se mueve desbalancea el remolque y causa que el conductor pierda el control y choque.
  • Un remolque fue sobrecargado, lo que dificulta que el conductor frene a tiempo al tratar de evitar un choque con otro vehículo.
  • La puerta del remolque se abre y la carga se derrama por la carretera, causando que muchos autos resulten involucrados en un choque con reacción en cadena.
  • Un camión de plataforma plana transportando carga grande y pesada se vuelca causando que pierda la mercancía y genere daños a otros autos que conducen cerca del camión.
  • Un camión con carga HAZMAT (Transporte de materiales peligrosos) que lleva químicos inflamables choca, se genera una rotura en el tanque y libera así químicos en el asfalto causando que el camión se incendie.

A menudo, las entidades de transporte contratan a terceros para cargar sus camiones los cuales deben ser responsables por los derrames que ocurren. La FMCSA (Administración Federal de Seguridad de Autotransportes) tiene reglas estrictas relacionadas con el amarre de cargas y el límite de peso, violar estas regulaciones puede llevar a accidentes peligrosos.

El tipo de choque que le ha sucedido es fundamental, ya que así podemos tener una idea de la causa. Por ejemplo, si un conductor se desvía a un carril con tráfico contrario y choca contra su auto frontalmente, por lo general indica que el conductor del vehículo pesado cometió un error o algo causó que perdiera el control.

Los choques traseros en los que el camión se encuentra detrás del otro vehículo puede suponer que el camionero estaba distraído o no contaba con una distancia prudente de los otros autos. El tipo de colisión que le ocurrió puede decirnos mucho sobre las probables causas del siniestro.

Cuando investigamos accidentes con camiones, nuestro objetivo principal es determinar qué partes deben ser señaladas como responsables por sus pérdidas. En muchos casos, existe más de un responsable, y por esto debemos conducir una investigación rigurosa a fin de maximizar la compensación que le corresponde por sus daños. ¡No espere para llamarnos, así podemos comenzar a analizar su accidente y sus derechos legales!

Partes Responsables en Accidentes con Camiones

Muchas partes pueden ser responsables por un accidente con un camión. En muchos casos, los errores de los camioneros son la causa. Sin embargo, aún cuando el conductor tuvo la culpa, ¿sabía usted que la entidad de transporte también puede verse comprometida por sus daños? Ésto es por un principio legal que responsabiliza a las empresas por los actos negligentes de sus empleados.

Las entidades de transporte también pueden cometer negligencia por sí solas cuando:

  • Permiten a sus conductores que operen sin las licencias comerciales adecuadas y las autorizaciones necesarias
  • Contratan conductores con historial previo de conducción bajo los efectos del alcohol, furia al volante u otras violaciones a las normas que resultan peligrosas
  • Fallan en realizar las pruebas de alcohol y drogas requeridas a los conductores
  • No toman acciones disciplinarias en contra de conductores  que cometen violaciones serias como conducir bajo la influencia
  • Animan a los conductores a incumplir las normas de seguridad o permiten que otras violaciones ocurran
  • Fallan en conservar el historial necesario con el fin de demostrar el cumplimiento a las regulaciones
  • Fallan en inspeccionar y mantener los camiones en flota

En la mayoría casos, una entidad de transporte resulta involucrada en un reclamo por accidentes que involucran camiones ya que el conductor de su vehículo desarrolló comportamientos peligrosos que causaron el siniestro. Tres de estos comportamientos desafortunadamente comunes y altamente peligrosos son conducir ebrio, fatigado y distraído. Los camioneros comerciales que realizan alguno de los previamente mencionados ponen a los demás en peligro y deben ser completamente responsables por cualquier daño que hayan causado.  

No Existe NINGUNA Excusa Para Conducir Bajo la Influencia

Una de las primeras cosas que TODO conductor prospecto debe aprender es que el alcohol y las drogas NUNCA combinan van de la mano con conducir. La CERO tolerancia a conducir bajo las sustancias se deja en claro a todos los conductores comerciales, y cada uno de ellos debe estar bien informado de las consecuencias que conducir impedido acarrea tanto para ellos como para otros motoristas.

Muy a menudo, muchos conductores de Houston ingresan a sus vehículos luego de haber consumido en grandes cantidades. Según el Departamento de Transporte de Texas cerca de 1,600 accidentes en los cuales el alcohol jugó algún rol, ocurrieron en un solo año, con 708 afectados y 78 de ellos gravemente heridos. Tristemente 72 víctimas fallecieron en Houston por  accidentes relacionados con alcohol.

Para la mayoría de conductores, el límite de alcohol permitido por la ley es de 0.08 por ciento de alcohol en la sangre (BAC). Puesto que conducir un camión comercial es por sí solo más peligroso que operar un auto pequeño, la ley disminuye el límite permitido para los camioneros a 0.04 por ciento. Para algunos, únicamente basta uno o dos tragos para estar sobre su límite.

Si un conductor se baja del camión luego de un accidente y usted nota que probablemente ha estado bebiendo, no lo confronte. Así usted se encuentre enojado, recuerde que una persona ebria puede ser voluble e incluso agresiva. Al contrario, llame al 911 y espere a que la policía se presente. Cuando los oficiales arriban, pueden administrar alcoholemias en el lugar de la escena para así determinar si el conductor estuvo bebiendo. Un conductor comercial SIEMPRE debe realizar pruebas de alcohol en los siguientes casos en los cuales se expiden citaciones al conductor del camión:

  • Cuando el accidente causó daños a otro vehículo
  • Cuando el accidente causó heridas graves a otra persona
  • Cuando el accidente causó una fatalidad (sin importar si se expidió una citación o no)

Si una prueba muestra un grado de alcohol por encima del límite legal o si la policía tiene otra razón para creer que el conductor está impedido, las autoridades pueden arrestar al mismo.

Una acusación penal por conducir bajo la influencia no lo compensará por sus gastos médicos y otras pérdidas. Sin embargo, nuestro bufete de abogados puede con seguridad usar una sanción penal para contribuir a la protección de sus derechos durante su reclamo o demanda por lesiones personales. Creemos que no existe NINGUNA razón para que un camionero ponga en riesgo la vida de otros al conducir ebrio o drogado. Estamos listos para luchar y responsabilizar a aquellos conductores por sus acciones altamente peligrosas.

Accidentes que Involucran Violaciones a las Horas de Servicio y Conductores Fatigados

Los conductores por lo general cuentan con cronogramas altamente exigentes, y a menudo pueden generar más dinero cuando realizan entregas más deprisa. Algunos camioneros conducirán lo más rápido posible y descansarán muy poco con el fin de maximizar su tiempo en la carretera. No obstante, conducir por largas jornadas en rutas monótonas puede resultar en fatiga extrema y causar que el conductor choque. Por esta razón la Administración Federal de Seguridad de Autotransportes (FMCSA) decreta y promulga límites estrictos en las horas de servicio que un conductor puede pasar al volante sin descansar.

Las regulaciones horarias de la FMCSA requieren que un conductor se limite a 14 horas de conducción dentro de cualquier periodo de servicio, y que sólo puedan conducir ininterrumpidamente por 11 horas. Ésto debe incluir un receso de 30 minutos por cada 8 horas que el conductor pase tras el volante. Este jornada de 14 horas debe incluir el tiempo dedicado a todas las pausas de conducción y a las paradas de gas, ya que el tiempo dedicado a estas pausas de conducción no puede restarse de la asignación total de 14 horas de conducción en un turno.

Las regulaciones adicionales se relacionan con las jornadas de servicio semanales de los camioneros:

  • Un conductor no debe conducir por más de 60 horas en una semana, y el conductor puede reiniciar este conjunto de horas únicamente luego de haber pasado 34 horas consecutivas fuera de servicio.
  • Un conductor no debe conducir por más de 70 horas en 8 días, y éste puede reiniciar las 70 horas únicamente luego de haber pasado 34 horas sin trabajar.
  • Los camioneros que usan literas deben dormir al menos ocho horas consecutivas y pasar dos horas adicionales ya sea fuera o dentro de la misma. Cualquier combinación de estas diez horas es válida.
  • Todo conductor debe registrar sus horas de conducción y recesos en una bitácora o un dispositivo de registro a bordo. Estos registros deben incluir fechas, horas y lugares de conducción junto con el estado del servicio y millas totales conducidas en cada trayecto recorrido.

Existen algunas excepciones a las normas de horas de servicio que regulan los horarios legales de los conductores:

  • Durante mal clima (lo que normalmente ralentiza al camionero), el conductor puede exceder el límite de once horas por un máximo de dos.
  • Los conductores que sólo conducen dentro de un rango de 100 millas lejos de su hogar base no son obligados a llevar un registro de conducción.
  • Los conductores de tiendas minoristas que conducen menos de 100 millas lejos de su base de operaciones pueden exceder el límite de horas entre los días 10 y 25 de diciembre con el fin de mantenerse al día con las crecientes demandas durante la temporada navideña. Es importante saber que los accidentes con camiones se incrementan durante la temporada festiva, y posiblemente porque hay más conductores fatigados en las vías.

Cuando un conductor falla en respetar estas restricciones de jornadas, pueden enfrentarse con penas y multas rigurosas. Esto se debe a que todo conductor debe estar bien informado de los peligros extremos que conducir fatigado acarrea. Si uno de ellos viola estas regulaciones de manera consciente e intencionalmente, éste puede enfrentar hasta acusaciones penales. Las entidades de transporte también pueden recibir sanciones por permitir que estas violaciones se presenten, por no requerir que sus empleados realicen registros adecuados o incluso por falsificar bitácoras con el fin de ocultar una violación a la norma.

Cómo el Cansancio Afecta a los Conductores de Camiones

Los conductores son regulados con sus jornadas de servicio por una muy buena razón ya que conducir fatigado es sumamente peligroso. Muchos estudios muestran que el cansancio puede tener efectos similares al los impedimentos que generan el alcohol y las drogas. Los conductores fatigados pueden experimentar diversos efectos del cansancio tales como:

  • Disminución de reflejos y tiempo de reacción
  • Falta de concentración y atención
  • Reducción al estado de alerta
  • Lapsos en la toma de decisiones prudentes
  • Visión borrosa

Cuando un conductor adormilado está tras el volante, es mucho más propenso a causar accidentes serios y pone en peligro a todos los demás en la carretera. Cuando el camionero se encuentra extremadamente cansado, éste puede incluso quedarse dormido mientras conduce y al ocurrir, el camión abandona su carril poniéndose en el camino de otros vehículos causando así una colisión desastrosa.

Largas jornadas no son el único factor que puede causar fatiga en los conductores. Los temas de salud también pueden influir en el cansancio y somnolencia, incluyendo estrés, depresión, trastornos tiroideos y deficiencias nutricionales. Los trastornos del sueño se han convertido en un grave problema dentro de la industria del transporte.

Cuando estos trastornos no han sido diagnosticados y/o tratados, pueden generar cansancio y accidentes de camiones muy peligrosos:

Apnea del sueño – Éste es un desorden muy común que afecta a millones de personas en todo los Estados Unidos. Aquellos que padecen de apnea del sueño experimentan interrupciones de la respiración durante la noche, lo que puede causar que el cerebro despierte para así hacer que el cuerpo comience a respirar de nuevo. Mientras que muchos aún no notan que despiertan numerosas veces por noche, estas interrupciones causan que no se pueda llegar a etapas profundas del sueño. Esta afección al sueño puede llevar a cansancio y fatiga durante todo el día, lo que puede resultar en choques por conductores fatigados.

Narcolépsia – Esta condición autoinmune impide que el cerebro regule adecuadamente los ciclos del sueño de una persona. A menudo esto conlleva a fatiga extrema y también que la persona experimente “ataques” de sueño repentinos e inesperados, lo cual causa que el afectado caiga en la fase de sueño REM sin aviso alguno, y por lo general en momentos inoportunos durante el día. Estos ataques de sueño pueden durar segundos o incluso minutos, lo suficiente para causar que el conductor choque.

Síndrome de las piernas inquietas –  Esta condición genera que la persona experimente sensaciones molestas en sus piernas y que repentinamente tenga el impulso de moverlas para sentirse mejor, lo cual generalmente le ocurre en cama al tratar de dormir. Estas sensaciones le dificultan al afectado el permanecer dormido o incluso conciliar el sueño desde el principio, lo que puede generar cansancio en las horas que se está despierto.

Si un conductor conoce (o debe conocer) su condición y no busca tratamiento, éste debe ser responsable en caso de que su fatiga cause daños a otros en la carretera. El hecho de que un camionero no viole las regulaciones de jornadas no implica que no sea responsable por conducir extremadamente cansado.

Todo conductor de camión debe ser consciente de su fatiga y debe detenerse para descansar. No debería tratar de depender de la cafeína u otras bebidas energizantes con el fin de permanecer despierto, ya que estas sustancias causan que la persona se sienta más alerta cuando aún están fatigados.

Nuestra firma legal tiene claro cómo determinar si un conductor se encontraba altamente fatigado o violando las regulaciones horarias en el momento del choque, y también sabemos cómo responsabilizarlos por sus pérdidas.

Peligros que Causan los Conductores Despistados

Como conductores, todos hemos quitado nuestros ojos de la carretera durante un segundo por varias razones, así no haya sido nunca una buena idea. Existen varios tipos de distracciones mientras conducimos, muchas de las cuales resultan en accidentes gravísimos. Ya que los conductores de camiones pueden causar múltiples daños serios en un choque, éstos deben ser aún más cuidadosos en tener siempre sus ojos y concentración en la carretera.

En años recientes, se ha prestado mucha atención a la epidémica conducción distraída. Ésta consiste en desarrollar cualquier tipo de actividad que no esté dentro de la tarea principal de un conductor al operar un vehículo de manera prudente. Generalmente, los expertos clasifican las distracciones al conducir en tres categorías:

  • Distracciones visuales – Generan que el conductor quite sus ojos de la carretera.
  • Distracciones manuales – Hacen que el conductor retire sus manos del volante.
  • Distracciones cognitivas – Causan que la mente del conductor se aleje de la tarea de conducir.

Algunas actividades sólo implican una de las categorías mencionadas, mientras que otras pueden involucrar incluso las tres. A continuación, algunas de las actividades que a menudo distraen a los conductores:

  • Tener conversaciones con pasajeros en el camión
  • Comer y beber
  • Programar o prestar atención a los dispositivos de navegación
  • Acicalarse
  • Escuchar audiolibros y podcasts cautivadores
  • Ajustar controles, incluyendo la radio, reproductores de música, calefacción y aire acondicionado
  • Leer libros o artículos en línea
  • Ver videos, películas o programas de televisión
  • Hacer o recibir llamadas telefónicas
  • Enviar mensajes de texto

Cuando se habla de distracciones al conducir, enviar mensajes de texto es considerado como la actividad más peligrosa. Los mensajes de texto involucran los tres tipos de distracción. Usted necesita quitar los ojos de la carretera para mirar la pantalla de su teléfono, usar al menos una mano para sostenerlo mientras escribe, y finalmente concentrarse por completo en redactar o leer el mensaje.

Cuando los conductores de camiones optan por usar sus teléfonos para escribir mensajes, navegar las redes sociales o buscar cosas en internet, éstos hacen de las carreteras un lugar más peligroso para el resto de nosotros. Los camioneros que realizan esta actividad al volante son tan peligrosos que la Administración Federal de Seguridad de Autotransportes (FMCSA) prohíbe estrictamente el uso de celulares de tal manera.

De acuerdo a la FMCSA, enviar mensajes de texto involucra cualquier actividad que implique “introducir manualmente texto alfanumérico, o leer un texto en un dispositivo electrónico. Esto incluye, pero no se limita a, servicios de mensajes texto, correo electrónico, mensajería instantánea, o presionar más de un botón para iniciar o terminar una comunicación de voz usando un teléfono móvil.”

En resumidas cuentas, un conductor de un camión no debe usar su teléfono con ningún propósito basado en texto, EN LO ABSOLUTO.

La FMCSA ha determinado consecuencias para aquellos que envían mensajes de texto mientras operan un vehículo comercial. Estas consecuencias pueden incluir multas de hasta 2,750 dólares y la posibilidad de perder la licencia de conductor comercial. Esta organización basa la prohibición de mensajes de texto a conductores de camiones en un estudio que afirma que aquellos camioneros que escriben mensajes de texto son 23.2 veces más propensos en causar un accidente.

El estudio también presenta que un conductor de camiones que envía mensajes de texto quita sus ojos de la carretera por cerca de 4.6 segundos en promedio, lo cual es suficiente para conducir ciego por casi 370 pies, o más de un campo de fútbol americano. Puesto que los camiones son tan enormes, generalmente requieren de más distancia que otros vehículos para detenerse, lo cual sólo intensifica los peligros inherentes de los conductores de camiones que envían mensajes de texto.

Si bien los mensajes de texto son conocidos como la distracción más grave en cualquier conductor, también existen distracciones propias de camioneros, incluyendo:

  • Limpiar un espejo retrovisor o ajustarlo para puntos ciegos
  • Llenar los registros de horarios y entregas
  • Interactuar con servicios de despacho
  • Leer documentos y direcciones

Estas tareas hacen parte del trabajo de un conductor de camiones, sin embargo, cuando son realizadas tras el volante se convierten en distracciones altamente peligrosas. Desafortunadamente, la industria del transporte promueve a que sus empleados violen las regulaciones horarias con el fin de realizar sus entregas en el tiempo estimado, lo cual causa que los conductores se sientan apurados y con la necesidad de hacer múltiples tareas al mismo tiempo cuando están al volante. Esto acarrea conductores distraídos, y los conductores distraídos generan accidentes y lesiones.

¡Ellos Intentarán Denegar Su Reclamo!

Luego de un accidente, usted probablemente piense que claramente el conductor del camión es el culpable, y naturalmente espere recibir compensación por parte de la aseguradora de la compañía transportadora más pronto. La mayoría no concibe los desafíos que probablemente enfrentarán al presentar un reclamo a la aseguradora, ni se dan cuenta de la importancia de buscar asistencia legal antes del proceso de reclamación.

Sin el bufete de abogados apropiado de su lado, una aseguradora tratará de limitar su compensación o incluso negarla por las siguientes razones:

  • Afirmar que usted fue parcial o totalmente culpable por el siniestro
  • Cuestionar los daños reclamados
  • Intentar persuadirlo para que acepte un acuerdo MUCHO más bajo del que le corresponde

Stewart J. Guss y su equipo harán todo en sus manos para obtener la mejor recompensa por su reclamo, y nos enorgullece tratar a nuestros cliente como familia. Tome ya su teléfono y llame al 866-674-5289 para contarnos de su accidente con camión. ¡Recuerde que la asesoría es completamente GRATUITA, y usted no paga NADA, a no ser que ganemos su caso!

Demostrar su Reclamo por Accidente con un Camión

Incluso si usted está seguro de que su accidente fue causado por un camionero peligroso, su palabra no es suficiente para responsabilizar legalmente a un conductor o a la compañía de transporte. Por el contrario, usted debe presentar evidencia de que la otra parte fue negligente y causó el siniestro junto con sus lesiones. Contar con evidencia puede marcar la diferencia de manera significativa de un caso a otro.

Para identificar y reunir pruebas de su accidente, y para determinar la causa del choque usted necesita investigar, y esto incluye:

  • Revisión de reporte policiales
  • Revisión de bitácoras y recibos de entregas
  • Obtención de documentos e historiales de la compañía transportadora
  • Análisis de datos de la “caja negra” del camión
  • Obtención de videos del accidente, ya sea del tablero del camión o de cámaras externas
  • Entrevistas a testigos
  • Obtención de expedientes de arrestos, cargos o condenas si el conductor es acusado de algún crimen
  • Uso de expertos en reconstrucción de accidentes

Todas estas tareas investigativas pueden ser complejas y toman mucho tiempo, especialmente si la entidad de transporte no coopera con la entrega de registros u otra evidencia solicitada. Sin embargo, el bufete de abogados de Stewart J. Guss cuenta con los recursos necesrios para conducir una investigación completa y así construir un caso lo más sólido posible en pro de su reclamo.

Los Accidentes con Camiones Pueden Causar Pérdidas Extensas

Una razón por la cual usted necesita comprobar la culpabilidad en su accidente es que estos choques pueden resultar en pérdidas devastadoras para las víctimas. Debido a que los camiones comerciales pueden pesar hasta 80,000 libras, éstos pueden generar daños y lesiones gravísimos cuando chocan con vehículos de menor tamaño.

Algunos ejemplos de las pérdidas que las víctimas de estos accidentes sufren comúnmente incluyen:

  • Cuentas médicas – Las lesiones graves requieren tratamientos extensos. Algunas víctimas de accidentes pueden necesitar transporte de emergencia, atención traumatológica de emergencia, cirugías, hospitalización, cuidados intensivos, terapias de rehabilitación, chequeos médicos, material médico, medicaciones, asistencia médica a domicilio, entre otros. Debido al alto costo de éstos, incluso las lesiones menores pueden generar cuentas de miles de dólares.
  • Pérdida de ingresos –  Luego de un accidente con un camión, muchos experimentan interrupciones en sus agendas laborales. Puede que usted deba ausentarse de su trabajo para así recibir el tratamiento que necesita, en especial si es hospitalizado o debe recuperarse de una cirugía. Incluso faltar al trabajo por una cita médica puede resultar en pérdidas salariales durante ese periodo. Adicionalmente, una lesión puede impedirlo por completo de trabajar, generando que tenga que ausentarse hasta que se haya recuperado lo suficiente.
  • Pérdidas intangibles – Los accidentes con camiones pueden resultar en sufrimientos físicos y mentales que pueden afectar su vida seriamente. Además, algunas lesiones catastróficas pueden generar deficiencias, deformidades, o discapacidades permanentes que disminuyen la calidad de vida. Las víctimas merecen ser compensadas tanto por las pérdidas monetarias como las intangibles.
  • Pérdidas futuras – Al momento del reclamo por el accidente, su tratamiento médico todavía puede estar en marcha o puede que no haya regresado a su trabajo. Un bufete de abogados altamente calificado sabrá cómo estimar todas estas pérdidas futuras aparte de las que ya se han generado.

Los abogados de accidentes con camiones y profesionales legales de Stewart J. Guss, Abogados, conoce bien cómo representar efectivamente a estas víctimas y así recuperar el monto total posible de su compensación.

¡Contacte Hoy a Nuestro Bufete de Abogados Expertos en Accidentes con Camiones!

Si usted ha sido perjudicado en un accidente con un camión, comuníquese lo más pronto posible con nuestra firma legal de Houston experta en lesiones personales. Para agendar una evaluación de caso gratuita con el equipo de abogados y profesionales legales de Stewart J. Guss, Abogados, llame hoy al 800-898-4877 o envíenos un correo electrónico a través de nuestro formulario de contacto. Recuerde que usted no pagará nada al inicio, ni tampoco durante y después del proceso a no ser que hayamos obtenido su compensación. ¡No corra riesgos, permita que lo ayudemos!

Leyes de Transporte

Los conductores comerciales y entidades de transporte deben cumplir con ciertas regulaciones y leyes tanto federales como estatales. Cuando alguna de estas partes viola la ley, pueden causar a menudo accidentes y lesiones graves a los motoristas. Aquellos que infringen la normas de seguridad y causan daños deben ser responsabilizados completamente por sus acciones. El número de regulaciones que aplican a los vehículos comerciales y sus motoristas pueden hacer que los casos de accidentes sean extremadamente complejos. Las siguientes son únicamente una parte de las tantas regulaciones y leyes que nuestra firma aplica a los reclamos por accidentes que involucran camiones.

Regulaciones por Parte de la Administración Federal de Seguridad de Autotransportes (FMCSA)

La Administración Federal de Seguridad de Autotransportes promulga y hace cumplir una amplia variedad de regulaciones que aplican para todos los vehículos comerciales operando a nivel interestatal en todo Estados Unidos. Ésto puede comprender vehículos de carga, materiales peligrosos, camiones cisterna, camiones de plataforma, autobuses, etcétera. Las regulaciones establecen estándares de conducta para varios aspectos del transporte por carretera tales como:

Licencias – Todo aquel que opera un camión comercial debe contar con licencias comerciales y entrenamiento apropiados para el tipo de vehículo que operan.

Condiciones de salud – Los profesionales médicos deben aprobar conductores que no tengan ninguna condición de salud peligrosa que pueda interferir con la habilidad de operar sus camiones.

Horas de servicio – Para prevenir que los conductores conduzcan fatigados, éstos deben cumplir con las estrictas normas que regulan las horas y los días consecutivos que tienen permitido laborar sin tomar recesos para descansar y dormir.

Conducción bajo la influencia – Los conductores comerciales están regulados por leyes aún más estrictas que los demás. Su límite legal de contenido de alcohol en la sangre (BAC) es del 0.04 por ciento, mientras que el de los motoristas regulares es del 0.08 por ciento. También están sujetos a pruebas de sustancias aleatorias y posteriores a accidentes.  

Conducción distraída – Los conductores que realizan actividades como enviar mensajes de texto o usar sus teléfonos mientras conducen violan la ley. También deben cumplir normas con respecto al uso de manos libres.

Inspecciones – El conductor debe inspeccionar el camión antes de su turno, y la compañía debe hacer lo mismo y mantener los vehículos en su flota.

Tamaño y peso – Existen límites de peso según el tamaño y número de ejes del camión, con un peso máximo de 80,000 libras. Los camiones deben ser pesados constantemente con el fin de garantizar el cumplimiento a la norma.

Leyes de Tránsito en Texas

En adición a las regulaciones de la FMCSA, los camioneros también deben cumplir todas las normas de tráfico locales y estatales cuando conducen alrededor de Texas. Estas mismas leyes aplican a uno que otro conductor, los cuales deben evitar acciones peligrosas como:

Exceso de velocidad:

Sec. 545.351. LÍMITE DE VELOCIDAD REQUERIDO.

  1. Un operador no puede conducir a una velocidad superior a la razonable y prudente en las circunstancias existentes durante ese momento.
  2. Un operador:
  1. no podrá conducir un vehículo a una velocidad superior a la razonable y prudente teniendo en cuenta las condiciones y los peligros reales y potenciales existentes en ese momento; y
  2. debe controlar la velocidad del vehículo según sea necesario para evitar chocar con otra persona o vehículo que se encuentre en la carretera o entre a ella siguiendo la norma y con el deber de cada persona de tener el debido cuidado.

(c) Un operador debe, en consistencia con las subsecciones (a) y (b), conducir a una velocidad reducida si:

  1. el operador se está aproximando y cruzando una intersección o un cruce de vía ferroviaria;
  2. el operador se está aproximando y dando vuelta por una curva;
  3. el operador se está aproximando a la cima de una colina;
  4. El operador está pasando por una vía estrecha y serpenteante; y
  5. un obstáculo especial existe con respecto al tráfico, incluyendo peatones, y condiciones climáticas o de carretera.

Conducir demasiado cerca:

Sec. 545.062. DISTANCIA DE CONDUCCIÓN.

  1. Un operador debe, si sigue a otro vehículo, mantener una distancia claramente segura entre los dos vehículos, para que, considerando la velocidad de los demás vehículos, el tráfico, y las condiciones de la vía, el operador pueda detenerse de manera segura sin chocar con el vehículo de adelante, objeto, o persona cerca o en la carretera.
  2. el operador de un camión u otro vehículo motorizado remolcando otro vehículo que está en una carretera fuera de un distrito comercial o residencial y que está tras otro camión u otro vehículo motorizado remolcando otro vehículo deberá, si las condiciones lo permiten, dejar suficiente espacio entre los vehículos para que un vehículo que pase al operador pueda entrar y ocupar el espacio con seguridad. Esta subsección no prohíbe que un camión o un vehículo de motor que arrastra a otro vehículo adelante a otro vehículo.

Paso inapropiado:

Sec. 545.053. ADELANTAR POR LA IZQUIERDA; REVERSA, SER ADELANTADO.

  1. Un operador adelantando otro vehículo:
  1. debe pasar por la izquierda del otro vehículo a una distancia prudente; y
  2. no debe moverse de vuelta al carril derecho de la carretera hasta que haya adelantado al otro vehículo de manera segura

(b) Un operador que está siendo adelantado por otro vehículo:

  1. debe, con señal sonora, moverse o permanecer en el carril derecho a favor del vehículo por el cual está siendo adelantado; y
  2. no debe acelerar hasta haber sido adelantado completamente por el otro vehículo.

(c) La subsección (b) no aplica cuando adelantar por la derecha está permitido.

Violar las señales de tráfico:

Sec. 544.007. SEÑALES DE CONTROL DE TRÁFICO EN GENERAL.

(d) Un operador de un vehículo que se dirige hacia una luz roja fija debe detenerse en la línea de parada claramente marcada, el operador debe detenerse antes de ingresar al cruce peatonal en el lado cercano de la intersección. Un vehículo que no está girando debe permanecer detenido hasta que la indicación a proceder sea mostrada.

Las anteriores, por supuesto, son sólo algunas de las muchas, muchísimas normas de tráfico que todo conductor de camiones debe conocer y cumplir. Cuando uno de ellos viola la ley, probablemente reciban una citación, lo que ayudará al caso de la víctima del accidente.

Leyes Penales en el Estado de Texas

Texas también puede aplicar leyes penales a la conducción de camiones comerciales. Estas pueden prohibir varias violaciones al conducir que son peligrosas y que a menudo causan accidentes y lesiones graves. Las siguientes son sólo algunas de las leyes penales que pueden ser incluidas en un reclamo por accidente con un camión en Texas.

Conducir bajo la influencia del alcohol y las drogas:

Sec. 49.04. CONDUCIR INTOXICADO

  1. Una persona comete un delito si ésta se encuentra intoxicada mientras opera un vehículo motorizado en un lugar público.
  2. Con excepción de lo dispuesto en las subsecciones (c) y (d) y la Sección 49.09, un delito bajo esta sección es un delito menor de Clase B, con un término mínimo de confinamiento de 72 horas.
  3. Si en el juicio de una ofensa bajo esta sección se demuestra que en el momento de la ofensa la persona que operaba el vehículo motorizado tenía un contenedor de alcohol abierto en posesión inmediata, la ofensa es un delito menor de segunda clase, con un término mínimo de confinamiento de seis días.
  4. Si en el juicio de una ofensa bajo esta sección se demuestra que un análisis de muestra de sangre, aliento u orina de la persona mostró un nivel de concentración de alcohol de 0.15 o más en el momento en que se realizó el análisis; la ofensa es un delito menor de tercera clase.

Homicidio involuntario mientras se conduce ebrio:

Sec. 49.08. HOMICIDIO POR INTOXICACIÓN.

  1. Una persona comete un delito si la misma:
  1. Opera un vehículo motorizado en un lugar público, opera una aeronave, embarcación, o atracción motorizada, o arma una atracción; y
  2. se encuentra intoxicado y por motivo de esa intoxicación causa la muerte de otro por accidente o error.

(b) Con excepción según lo dispuesto por la Sección 49.09, una ofensa bajo esta sección es un delito grave de segundo grado.

Conducción imprudente:

Sec. 545.401. CONDUCCIÓN IMPRUDENTE; DELITO.

  1. Una persona comete una ofensa si la persona conduce un vehículo sin tener en cuenta el bienestar de las personas o de la propiedad de manera intencional o deliberada.
  2. Una ofensa bajo esta sección es un delito menor punible con:
  1. una multa que no se exceda los $200;
  2. confinamiento en la cárcel del condado por no más de 30 días; o
  3. tanto la multa como el confinamiento.

En adición a las agencias federales y locales que promulgan la ley, el Departamento de Seguridad Pública de Texas también cuenta con un Servicio de Control de Vehículos Comerciales encargado de hacer cumplir casi todas las leyes que se aplican a los camiones comerciales que pasan por Texas. Esta agencia supervisa las leyes que involucran las siguientes, entre otras:

  • Todas las disposiciones del Código de Transporte de Texas
  • Cinturones de seguridad para conductores comerciales
  • Tamaño y peso de los camiones
  • Distintivos requeridos en los camiones
  • Requisitos de licencia de conducir comercial
  • Mantenimiento de equipos en el camión
  • Registro de los camiones
  • Jornadas de servicio

Los casos de accidentes con camiones pueden ser particularmente complicados debido al gran número de regulaciones y leyes que pueden estar relacionadas. ¡En el bufete de abogados de Stewart J. Guss, contamos con la familiaridad y el amplio conocimiento de las regulaciones para camiones comerciales y los estándares de la industria, lo que nos permite ayudar de gran manera a víctimas de accidentes!

¡No Espere Más! Llame HOY a la Firma de Accidentes con Camiones en la Que Puede Confiar.

Cuando usted se comunica con la firma de abogados de Stewart J. Guss, usted discutirá con un equipo de abogados con el que puede contar. Nosotros siempre seremos honestos acerca de sus opciones para el caso y no intentaremos convencerlo de que acepte un resultado más bajo de lo que le corresponde. Tenemos claro cómo encarar compañías de transporte y sus aseguradoras, y ellos saben que somos una firma seria. Luchamos agresivamente en nombre de nuestros clientes, ya que es la mejor manera de obtener la compensación que merecen luego de un accidente con camión traumático.

El equipo legar de Stewart. J Guss, Abogados, es nacionalmente reconocido por proteger los derechos de víctimas lesionadas por más de 20 años. ¡Si usted fue perjudicado en un accidente con un camión, llame ya a nuestras oficinas para agendar una asesoría gratuita! Usted no nos deberá un solo CENTAVO, a no ser de que ganemos su caso, ya que tomamos todos nuestros casos de lesiones personales en base de honorarios contingentes. ¡No deje de luchar por sus derechos ni un solo MINUTO! Estamos disponibles las 24 horas al día, siete días a la semana, así que llámenos hoy al 800-898-4877, o contáctenos HACIENDO CLIC AQUÍ. ¡Estamos aquí para ayudarlo!

 

Obtenga una consulta gratis

CONTÁCTENOS

Nombre
Email
Telefono
Describa su caso