Llama Ahora
Consulta Gratis

FAQ

¿Puedo pagar un buen abogado?

Claro que si. Tomo los casos con base en honorarios de contingencia, lo que significa que no cobramos por hora y se paga cuando se gana el caso, sobre la base de un porcentaje que soy capaz de recuperar. Si no gano el caso, no hay pago. Mientras que con otros abogados el cliente es responsable de los gastos del caso, soy yo el que los asume durante el proceso. Además, estos gastos a menudo no son muy grandes, especialmente si su caso se resuelve sin presentar una demanda.

¿Puedo hablar con usted acerca de mi caso de forma gratuita?

¡Sí, por supuesto! Mis consultas son siempre gratuitas. Estaré complacido de hablar con usted para ver si hay un caso por resolver, con el fin de responderle cualquier duda que tenga sobre el proceso. Incluso si usted no desea que lo represente, me tomaré el tiempo para considerar su caso y responder a sus preguntas. Si no puedo ayudar, podré recomendarle otros recursos legales que puedan prestarle asistencia.

¿Quién pagará mis gastos médicos y otros daños?

Ya sea que esté involucrado en un accidente automovilístico o en una caída por un resbalón, los gastos médicos por accidentes fácilmente pueden superar las decenas de miles de dólares. Dependiendo del tipo de accidente y donde se produzca, trabajaré sin descanso en su nombre para reclamar la parte correspondiente destinada a su recuperación. Tengo un historial comprobado de recuperación de mis clientes.

¿Cómo decide tomar mi caso?

Sólo llevaré su caso si considero que este va a ser beneficioso para usted. Escucho cada detalle y considero cuidadosamente los hechos para determinar si creo que con éxito se puede conseguir una solución para usted.

¿Cómo puedo estar seguro de que tengo el abogado adecuado para mi caso?

Es muy importante que usted se sienta cómodo con su abogado. Este profesional debe tener conocimientos y una experiencia específica para su caso. No tenga miedo de preguntar cuántos años éste ha estado ejerciendo o qué porcentaje de su práctica ha sido dedicada a su tipo de caso.

No todo el mundo se ajusta a su personalidad. Si el abogado con el que usted está hablando se niega a responder a cualquier pregunta, o no le responde satisfactoriamente, considere llamar a otro abogado. Siempre voy a tomar sus llamadas personalmente, si desea hablar conmigo, me tomaré el tiempo para responder sus inquietudes de la mejor manera. ¡Dicen que les proporciono demasiada información a mis clientes! Prefiero ofrecerles una explicación detallada de lo que está pasando en su caso y que sean sobre-informados acerca de todo lo que deben saber de su situación.